Ir al contenido
  • El proceso monitorio cómo pieza clave en el cobro de deudas en vía procedimental.

    A pesar de que en nuestro país ya son miles de empresas, profesionales y particulares lo que han reclamado sus impagos a través del proceso monitorio, éste sigue siendo aún un gran desconocido para muchísimos acreedores con deudas pendientes de cobro que siguen sin ver una vía óptima para la recuperación de sus impagados.

    Pese a lo que se pueda pensar, el inicio de un proceso monitorio ante el juzgado competente no viene de la mano de la contratación de abogado y procurador. El desconocimiento de esta circunstancia es lo que lleva a muchos de los acreedores de nuestro país, el desistir en reclamar sus impagos por esta vía.

    monitorio

    Cómo gastos inherentes al procedimiento, tan sólo existen unas tasas judiciales (en vías de extinción) que afectan únicamente a aquellos acreedores que son empresa y que reclaman un importe superior a los 2.000€.

    Por otra parte, para reclamar un impago por la vía del juicio monitorio es preciso que la deuda se encuentre debidamente documentada, que se conozca un domicilio del deudor y que la deuda no supere los 15 años de antigüedad.

    Con esto requisitos básicos cualquier acreedor puede reclamar deudas de un sencillo, rápido y efectivo a través de entidades cómo Cobratis España que adaptan el proceso monitorio a los acreedores de un modo fácil y económico.

     

    Siguenos en Google+