Ir al contenido
  • El cobro de recibos B2B para evitar problemas de impago de facturas

    La emisión de giros bancarios es una de las formas de pago más extendidas en las relaciones mercantiles entre empresas y autónomos. Por lo general este cobro de recibos B2B suele girarse con vencimientos de 30, 60 o 90 días al cobro desde la emisión de la factura y siempre dependiendo de lo pactado con el cliente.

    Índice del artículo.

    1) ¿Qué son los recibos B2B?

    2) Requisitos de esta clase de recibos

    3) Alternativas a los recibos B2B

    ¿Qué son los recibos B2B?

    Los recibos B2B son un tipo de adeudo en formato SEPA que está destinado al cobro de recibos entre personas jurídicas cómo son las empresas y los autónomos. Una de sus ventajas principales y que lo diferencia del formato core, es que la devolución del recibo B2B sólo puede llevarse a cabo durante los 3 días posteriores a la fecha del cobro.

    Esto reduce considerablemente el riesgo de impago que acarrean los formatos de recibo tradicionales (antiguo cuaderno 19 y formatos CORE).

    Por otra parte, a pesar de que ya es un formato de recibo bancario muy extendido, no todas las entidades bancarias trabajan con el B2B. Por esa razón, antes de llevar a cabo la gestión de un fichero de cobro de recibos B2B, es importante cerciorarnos previamente que tanto el país y la entidad bancaria de nuestro cliente contempla esta vía de giro bancario.

    recibos b2b

    Requisitos de esta clase de recibos

    Para que en nuestro negocio podamos poner en marcha la emisión de recibos B2B, es importante que tengamos unas consideraciones previas sobre los requisitos que exige la gestión de este tipo de ficheros.

    El emisor y el deudor del recibo han de ser personas jurídicas por lo que esta clase de recibos no pueden emitirse a particulares.

    Cuaderno no estandarizado al 100% ya que no todas las entidades bancarias gestionan este tipo de ficheros.

    Cubre a todos los países de la unión europea y algunos otros que quedan fuera de la comunidad económica: Más información sobre los países incluidos

    El mandato debe de confeccionarse de forma manual y en este deben de aparecer todos los datos del adeudo, inicio de fecha de mandato así como su vencimiento y a su vez ha de ser custodiado por el emisor del recibo B2B teniendo identidad única el deudor del mandato.

     

    Alternativas a los recibos B2B

    Realmente las alternativas a esta clase de recibos bancarios nos hacen recurrir a las formas de giro bancario tradicionales que tras la reforma sepa, pasaron a llamarse CORE y COR1.

    Este tipo de giros bancarios tienen una aplicación y puesta en práctica mucho más sencilla que los recibos B2B y también permiten que los deudores sean personas físicas y a su vez que el mandato no tenga el mismo grado de rigurosidad que en el formato B2B.

    Por otra parte el riesgo de impago sí que se ve incrementado en esta vía de cobro ya que al igual que ocurría en el cuaderno 19 (antecesor de los formatos CORE), el deudor puede devolver el recibo hasta 60 días después de la fecha de cargo del recibo en cuenta.

    De hecho, muchas de las reclamaciones cursadas desde Cobratis son aquellas derivadas del impago de este tipo de recibos pudiendo sumarse al principal reclamado, los gastos generados por la devolución bancaria.