Ir al contenido
  • ¿Cuáles son las prioridades de pago de un deudor?.

    ¿Cuáles son las prioridades de pago de un deudor?.

    Saber de antemano cuáles son las prioridades de pago de una empresa o profesional, pueden ser determinantes en nuestro intento de gestionar o limitar al máximo nuestras incidencias de cobro. Es muy importante empatizar en ocasiones con la situación del deudor, cual es su circustancia actual así cómo detectar cuales son las preferencias u obligaciones de pago con las que nuestro cliente se encuentra en la actualidad

    Índice del artículo

    1) ¿Que es la prioridad de pago de un deudor?

    2) ¿Que tipo de acreedores son los que tiene un deudor?.

    3) El caso del concurso de acreedores.

    3) A tener en cuenta.

    ¿Que es la prioridad de pago de un deudor?.

    La prioridad de pago de un deudor es el orden en que establece sus preferencias de pago genealmente durante los primeros 15 días de mes. De este modo, por lo general las empresas cuentan con semanas concretas en las que pasan las remesas de pagos y abono para liquidar y saldar sus obligaciones de pago.

    Dependiendo del estado de la empresa, sus obligaciones de pago pasadas y actuales, establecerá un orden de pagos y liquidaciones marcadas en el calendario que fijarán los días en los que se harán los abonos precisos a los acreedores.

    prioridades pago deudor

    Que tipo de acreedores son los que tiene un deudor.

    Una empresa o profesional autónomo que ha faltado a sus obligaciones de pago a determinado vencimiento, hablamos de que ha pasado a ser un deudor. Bajo este punto los tipos de acreedores que cualquier tipo de personalidad jurídica que dispone de actividad mercantil son de diversa tipología.

    Acreedores internos: Son aquellos que forma parte de la propia estructura organizativa de la empresa siendo el caso más significativo el de los empleados y trabajadores y profesionales autónomos en régimen de trabajo presencial que a efectos prácticos son empleados de la firma.

    Acreedores externos: Son todas aquellas figuras externas a la empresa sobre las que tenemos una obligación de pago. Podemos hablar en este punto de los proveedores, la banca y los organismos públicos (Agencia tributaria, TGSS, etc etc).

    El caso del concurso de acreedores.

    Sin venir directamente relacionado, el concurso de acreedores es una de los procedimientos en los que se determina el orden de pago de acreedores que una empresa lleva a cabo cuando atraviesa una situación de falta de solvencia que le obliga a hacer una reestructuración en sus obligaciones de pago.

    Los organismos públicos son los primeros en cobrar en este tipo de procedimientos orientados a los acreedores externos antes citados, luego la banca y en último orden los proveedores que en función del tipo de crédito, se determina el orden pago del mismo ofreciendo una quita con pago fraccionado en tramos anuales.

    A tener en cuenta.

    Las prioridades de pago a los proveedores los establece la propia entidad deudora ya que será la que determine el orden de liquidación de acreedores en función a los vencimientos y cualquier otro tipo de relaciones mercantiles y contractuales fijadas con las partes a las que se les debe.

    De este modo, cumplir con los plazos y términos fijados por cualquer tipo de acreedor, forma parte de la buena práctica y responsablidad mercantil que debemos de tener las empresas y profesionales para el desarrollo de un ciclo económico responsable que redunde en un menor índice de impago global.

    Otros artículos de interés: 

    Cosas a tener en cuenta antes de girar un cargo bancario a un nuevo cliente
    ¿Cómo gestionar las relaciones mercantiles con un cliente tras resolver el impago?