Ir al contenido

Nuestras tarifas

Recobro de deudas
  • 0 a 300€: 30€ por deuda tramitada
  • 300 a 3.000€: 30€ por deuda tramitada
  • 3.000 a 30.000€: 30€ por deuda tramitada
  • 30.00 a 90.000€: 299€ por deuda tramitada
  • 90.000 a 250.000€: 599€ por deuda tramitada

Condiciones del servicio
  • Gestión de recobro de la deuda tanto por vía amistosa, extrajudicial y judicial.
  • Política de transaparencia de pagos: El cliente recibe directamente el cobro del 100% de la deuda en su cuenta bancaria, sin intermediarios. (Muchas de las empresas del sector del recobro retienen los activos y saldos de sus clientes).
  • Sin comisiones una vez cobrada la deuda. Al contrario de otras empresas, Cobratis no repercute comisiones abusivas una vez se recupera la deuda.
  • Servicio válido para toda España.
  • En función del el importe a reclamar, nuestro sistema le aplicará la tarifa correspondiente de forma automática.
  • Una vez finalizada la vía extrajudicial, si se desea optar por la vía judicial se aplicarán los honorarios del 3,5% de la deuda a reclamar.
  • IVA no incluido en el precio.
¿Repercutir los gastos al deudor?

Si lo desea, podemos repercutir los costes del servicio a su deudor.

¿Tiene varios impagados?

Ahorre hasta un 90% en sus trámites de recobro con nuestra tarifa plana.

Comience ahora

Introduzca los datos de su deuda en nuestro sistema automatizado de gestión de cobro, ¡es muy sencillo!.

¿Qué incluye el servicio?

  • Inicio de fase amistosa. Una vez introduce el usuario los datos de la deuda en el sistema, en menos de 24 horas se activará el servicio de recobro. Esta es la primera toma de contacto con el deudor que suele durar unos 7 días.
  • Más tarde, se inicia la fase extrajudicial. Nuestro departamento jurídico se pone en contacto con el deudor por diversos medios y se le avisa del inicio de acciones legales así cómo de las responsabilidades civiles y penales asociadas al impago. Se le persuade y se le presiona durante un plazo de unos 20 días hábiles para que atienda al pago de la deuda.
  • Por lo general, las deudas que no superan la cantidad de 10.000€ suelen resolverse en estas primeras fasse. El trabajo de recobro inicial es crítico para el éxito y por ello se desarrolla a fondo para lograr el cobro para el cliente.
  • Para el supuesto de llegar a un acuerdo de pago fraccionado, Cobratis intermedia el pago de la deuda elaborando un contrato de reconocimiento de deuda y compromiso de pago que en el caso de incumplirse, prácticamente garantizaría una admisión a trámite de la demanda si ésta llegara a presentarse.
  • Si amistosamente y en estos primeros 20 días hábiles iniciales, no se llega a cobrar la deuda, el cliente podrá decidir de forma voluntaria si dar un paso más e iniciar así la vía judicial. El inicio nueva vía tiene un coste del 3,5% del total de la deuda reclamada cómo honorarios de gestión y tutela del expediente ante el juzgado. Sin comisiones ni más gastos una vez se cobra la deuda cobrando el cliente directamente el total de la deuda en su cuenta bancaria.
  • Si el cliente decide seguir con el proceso judicial, no ha de desplazarse de su domicilio. Tan sólo ha de firmar una documentación que le preparamos, firmarla y enviarla a la dirección que le indiquemos. Tan pronto empiecen a llegar comunicaciones del juzgado, nos encargaremos de la contestación, subsanación y gestión de cualquier incidencia que se desarrolle durante el procedimiento.
  • Sómos la única empresa de recobro con política de transparencia de pago. Es decir, le pedimos un número de cuenta de abono al cliente y ésta cuenta bancaria será la indicada para hacer el pago de la deuda. De este modo, el dinero nunca pasa por Cobratis, sino que recibe el cliente del 100% del cobro de la deuda directamente en su cuenta bancaria. Por esta razón es importante que el cliente nos contacte tan pronto reciba cualquier tipo de pago tanto total cómo parcial.
  • Acceso a área privada, estado de los recobros y gestión de nuevos expedientes en nuestra web de cobratis.es las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • Sistema de seguimiento en tiempo real por email o teléfono con el que el cliente estará permanentemente informado de la evolución del cobro de su deuda.