Ir al contenido
  • Las conversaciones de Whastsapp ya son prueba documental jurídica

    Las conversaciones de Whastsapp ya son prueba documental jurídica

    Para demostrar la existencia de una deuda, es necesario acreditar en primer lugar la existencia de esta así cómo su legitimidad. Por esta razón un acreedor ha de contar con documentos que justifiquen el impago que se desea reclamar.

     

    La implantación de las nuevas tecnologías y as comunicaciones de tipo electrónico entre clientes y proveedores ha simplificado enormemente las labores de gestión de pedidos, preparación de presupuestos así cómo todo tipo de gestiones relacionadas con las gestiones mercantiles.

     

    El correo electrónico hasta la fecha había sido el medio de contacto telemático más usado hasta la fecha pero la nueva tendencia se basa en la gestión de pedidos, compras y ventas a través de Whatsapp en su modalidad “Whatsapp para empresas”. 

    ¿Cómo afectan las conversaciones de Whatsapp a nuestro derecho de cobro?.

    Pese a lo que se pueda llegar a pensar, las conversaciones de Whatsapp de cara a un juicio tanto de carácter civil cómo penal, ya se considera una prueba de compra, de acepto de condiciones o bien de la existencia de un reconocimiento de deuda por escrito si este consta en la conversación que se aporte a la reclamación.

     

    conversaciones whatsapp

     

    De hecho, para el procedimiento judicial monitorio, aportar la conversación en formato PDF o impreso según el juzgado, ya se considera una pieza fundamental de cara a acreditar ante el juez que existen conversaciones en las que se reconoce la deuda y que por tanto es reclamable y legítima.

     

    ¿Se debe entonces aportar la conversación de Whatsapp a la reclamación?

     

    Sí, siempre que la conversación que aportemos se refleje que la deuda está reconocida y queden del todo claro las cifras que se reclaman así cómo su acepto por la parte deudora.

     

    De este modo, aportar este documento nos ayudará también en buena parte a que nuestro asunto prospere correctamente y que sea admitido a trámite por el juzgado en el que recaiga nuestro expediente.

     

    No te pierdas:

    Cómo cobrar una factura impagada – consejos y ejemplos
    Los clientes de dudoso cobro y cómo afectan a la tesorería de nuestra empresa
    Sólo dos de cada diez impagos reclamados acaban en los juzgados.