Ir al contenido
  • ¿Se pueden cobrar deudas sin necesidad de una proceso judicial?

    ¿Se pueden cobrar deudas sin necesidad de una proceso judicial?

    Cuando se valora el inicio de la reclamación de una deuda, sobre la mesa se barajan las opciones para cobrar deudas más acertadas para la situación concreta del saldo que existe a nuestro favor.

     

    Acudir a un despacho de abogados especializados en cobro de deudas puede ser una buena opción siempre y cuando el crédito o deuda que queramos reclamar cuente con soporte documental y justificativo previo con objeto de que se pueda iniciar una vía judicial.

     

    Sin embargo, existen otro tipo de deudas que no cuentan con documentación justificativa de la deuda.

     

    ¿Cuáles son este tipo de deudas?.

     

    Pongamos un ejemplo bastante común y además generalmente muy consultado por los usuarios que contactan con nosotros. “Dejo dinero a un amigo con la condición de que me lo devuelva a los tres meses”. No existe un contrato ni tampoco ningún acuerdo escrito que demuestre la existencia de este préstamo así cómo su obligación de devolución.

     

    cobrar deudas sin judicial

     

    Cobrar deudas de este tipo se hace difícil y en especial si deseamos acudir a una vía judicial para reclamar el impago.

     

    ¿Que opciones para cobrar la deuda tengo en estos casos?

    La única opción que se nos presenta aquí es la de iniciar un procedimiento de recobro extrajudicial o expeditivo o bien intentar que nuestro deudor nos firme a posteriori un contrato de reconocimiento de la deuda en el que se fijen todos los términos establecidos en el préstamo del dinero.

     

    En muchas ocasiones, la reclamación extrajudicial de la deuda suele ser más que suficiente para que se pueda cobrar la deuda de forma rápida y sencilla. Especialmente aquellas deudas que no superan los 3.000€ de cantidad, importe a partir del cual estadísticamente se complica la vía amistosa y ha de recurrirse a la vía judicial a través de un procedimiento de recobro judicial de la deuda.

     

    No te pierdas:

    Las pymes españolas ya hacen de las empresas de recobro un proveedor habitual
    El contrato de reconocimiento de deuda cómo pieza fundamental en proceso monitorio
    El cobro de alquileres, rentas impagadas y el desahucio