Ir al contenido
  • ¿Cuáles son los mejores préstamos y pólizas de crédito para empresas?

    ¿Cuáles son los mejores préstamos y pólizas de crédito para empresas?

    Uno de los problemas más comunes que se les presenta a empresas, Pymes y autónomos es encontrar la financiación adecuada. Las pólizas de crédito y préstamos para empresas son instrumentos financieros creados para ayudar a las empresas en su desarrollo o permitirles enfrentar situaciones de baja liquidez. Ambos instrumentos son muy utilizados en el mundo empresarial.

    RECLAMAR DEUDA O FACTURA IMPAGADA

    Tarifas para cobrar una sóla deuda - Tarifa plana para cobrar varias deudas

    Los préstamos para empresas tienen la finalidad de brindar financiación para las operaciones de un proyecto ya existente o para impulsar un nuevo proyecto o línea de productos o servicios, pudiendo ser a corto, mediano y largo plazo. La entidad bancaria concede una determinada cantidad de dinero que ingresa a la cuenta de la empresa.

    prestamos polizas de credito

    Este capital debe ser devuelto de acuerdo a las condiciones y plazos establecidos en el contrato, además se debe pagar los intereses por la cantidad contratada, los cuales se siguen devengando en función del capital pendiente por pagar. 

    Las pólizas de crédito, son también un instrumento financiero, se diferencia de los préstamos para empresas porque el dinero otorgado no ingresa directamente a la cuenta de la empresa, ésta puede disponer de la cantidad que necesite en el momento que sea necesario. El dinero está a disposición de la empresa, pero no está abonado a su cuenta.

    La empresa sólo paga intereses por el cantidad de dinero que retira durante el tiempo que dicho capital se mantenga fuera de la cuenta. Una ventaja ostensible ya que no se paga intereses por el dinero que no está siendo utilizado. Esta es una de las principales diferencias entre los préstamos para empresas y las pólizas de crédito.

    Préstamos para empresas, características y tipos

    Las características de los préstamos para empresas pueden variar en función del tipo de crédito y el perfil de la empresa solicitante. Sin embargo en todos los casos es necesario considerar distintos parámetros, entre los que destacan:

    Cantidad a solicitar: es un parámetro que se necesita justificar al momento de la solicitud, ya que los bancos y empresas crediticias otorgan el total en función del proyecto, las perspectivas de crecimiento y la capacidad de pago que tenga la empresa. 

    Costes: el coste medio de los préstamos para empresa, con un total máximo de 250 mil euros es del 2,55% TAE, de acuerdo a los datos del mes de noviembre de 2020 publicados por el Banco de España en febrero de 2021. No obstante, el coste puede variar en función del tipo de crédito y el perfil y capacidad de pago de la empresa.

    Finalidad: el préstamo puede ser destinado a distintas finalidades como inversión para impulsar un nuevo producto servicio, para pagos a proveedores, como circulante para mejorar la liquidez de la empresa, entre otros.

    Vinculación: generalmente los préstamos para empresas otorgados por los bancos son acompañados por productos vinculados cómo pólizas de seguro, nuevas cuentas bancarias u otros productos que se deben contratar para la aprobación del préstamo.

    Plazo. Los plazos de pago de los préstamos para empresas también tienden a variar, generalmente se encuentran opciones desde los 3 hasta los 48 meses.

    Carencia: algunos préstamos ofrecen este beneficio, que se otorga por lo regular al principio, permite pausar los pagos por un lapso determinado.

    Garantía o aval: de acuerdo al total y el perfil de la empresa, es posible que los bancos o entidades crediticias soliciten un aval o garantía para el otorgamiento de préstamos para empresas.

    prestamos polizas credito

    Rapidez: la rapidez de otorgamiento y liquidación del préstamo es otro factor a considerar, ya que la empresa puede necesitar contar ese total de dinero de forma urgente para sus operaciones. Este factor permite también conocer con qué antelación será necesario realizar la solicitud del préstamo.

    Tipos de préstamos para empresas

    En el mercado financiero actual es posible encontrar diversos tipos de préstamos para empresas en función de las entidades que los otorgan, es posible obtener préstamos de los bancos, de entidades privadas no bancarias y de entes dependientes del Estado como el Instituto de Crédito Oficial, conocido usualmente por sus siglas ICO.

    Préstamos para empresas otorgados por los bancos

    Este tipo de préstamos para empresas funcionan de forma similar a los préstamos personales, algunas características como el tipo de interés están sujetas al objetivo que se dará al dinero obtenido, en muchos casos será necesario presentar el plan de viabilidad del proyecto, en caso de financiación a nuevos productos o servicios o nuevos emprendimientos.

    Cuándo s e trata de empresas con las que el banco ya mantiene una relación financiera, se exige un informe sobre su situación actual. Los tipos de interés en los préstamos para empresas generalmente varían de acuerdo al proyecto y el banco al que se le pide la financiación. Por lo general los intereses para estos tipos de préstamos tienden a oscilar entre un 4% y un 9%.

    Préstamos para empresas otorgados por el ICO

    Los préstamos para empresas otorgados por el ICO tienen la finalidad de promover las actividades de empresas, Pymes y autónomos que impulsen el crecimiento económico del país. Para obtener un préstamo de esta institución es necesario demostrar la capacidad de pago de la empresa y tener un proyecto que pueda ser financiado.

    Existe una variada gama de préstamos para empresas que otorga el ICO, los cuales varían en función de los proyectos a financiar. El total máximo de financiación es de 12,5 millones de euros y el plazo máximo es de 20 años.

    Préstamos para empresas otorgados por otras entidades

    Otras entidades financieras no bancarias ofrecen también préstamos para empresas, una opción que puede ser de gran utilidad cuando no se puede acceder a los préstamos bancarios o de instituciones oficiales. Estas entidades ofrecen financiación por total que oscilan entre 10.000 y 300.000 euros, los plazos pueden variar desde algunos meses hasta varios años y los intereses son a partir del 2% ( desde 3,90% TE) en adelante.

    Pólizas de crédito para empresas

    Las pólizas de crédito son una forma de financiación confiable y muy flexible para las empresas, permite que dispongan la liquidez inmediata para distintas necesidades de circulante como pago a proveedores, pagos de obligaciones fiscales, pago de nómina, entre otros. 

    Se le considera como la mejor opción para financiación a corto plazo, se formaliza como una cuenta corriente, en la que la empresa puede disponer de un total pactado previamente, que puede ser utilizado en el momento que sea necesario. Las pólizas de crédito permiten la domiciliación de pagos, lo hace más sencillo las gestiones de tesorería.

    Costes asociados a las pólizas de crédito

    Los intereses que se devenguen sobre las cantidades de dinero utilizadas por el tiempo que están dispuestas es el coste fundamental que presentan las pólizas de crédito, por ejemplo, si la empresa cuenta con una póliza de crédito por un total de 12.000 euros durante 12 meses y solamente dispone de 3.000 euros durante tres meses, y al finalizar este tiempo se vuelven a ingresar. El banco sólo cobrará los intereses por esos 3.000 euros y por el lapso de tres meses. 

    Las pólizas de crédito tienen otros gastos asociados como lo son:

    Comisión de apertura: un porcentaje que se cobra sobre el total total otorgado, generalmente no supera el 2%.

    Comisión de revisión anual: un porcentaje que se cobra al vencimiento de la póliza de crédito.

    Comisión de disponibilidad: un porcentaje muy bajo que se cobra sobre el crédito no dispuesto en el momento que se liquidan los intereses.

    Gastos de contratación de una póliza de crédito

    Comisión por saldo excedido: en caso de disponer de una cantidad mayor al total concedido, se aplicarán los intereses establecidos en el contrato sobre este descubierto. 

    Datos que deben incluir las pólizas de crédito

    Las pólizas de crédito deben los datos completos del banco o entidad financiera que las otorga y la empresa a que son otorgadas. Además, deben incluir:

    Total o importe concedido: se refiere a la cantidad en euros que se pone a disposición de la empresa por un periodo de tiempo determinado. Tanto el importe como el tiempo son acordados entre las partes.

    Plazo de vencimiento: indica en forma clara y precisa la fecha en que vence la operación, previo a esta fecha se realiza un estudio de renovación, muchas empresas financieras dan la renovación como tácita o sobreentendida, lo que evita tener que hacer nuevos trámites en la notaría. 

    Comisiones e intereses aplicables al producto: en el momento de formalizar el contrato se estipulan las comisiones e intereses que se aplicarán por la concesión del producto financiero, las regirán durante toda su duración.

    Cuándo son necesarias las pólizas de crédito

    Como se ha mencionado las pólizas de crédito son instrumentos financieros que pueden ser empleados por las empresas en caso particulares, un ejemplo práctico puede ayudar a entenderlo más claramente.

    Supongamos que una determinada empresa obtiene un contrato para fabricar una cantidad considerable de productos a lo largo de un año, pero va a cobrarlos una vez finalice este periodo. No obstante, a lo largo de estos 12 meses debe cubrir algunos pagos necesarios para su funcionamiento, como pagos de cargas fiscales, IVA, sueldos, pagos a proveedores, etc. 

    Para sostener sus operaciones solicita una póliza de crédito que le permita cubrir los gastos hasta el momento que obtenga el pago de los productos. 

    ¡No te vayas!, quizás te interese:

    ¿Cuáles son los mejores programas y software de contabilidad?
    ¿Cómo cobrar un préstamo impagado? Guía y Tips.
    ¿Cómo cobrar el alquiler de una vivienda puntualmente? Pasos y Guía